¿Qué es el IFAL?

El IFAL (Indicador Familiar de Acceso a la Alimentación) es un Indicador que busca registrar y dar cuenta de la manera en que se están configurando los patrones alimentarios en época de pandemia y las posibilidades de compra de alimentos de las familias en situación de vulnerabilidad socio sanitaria.  

La iniciativa se enmarca en el desarrollo del proyecto denominado “Monitoreo Nacional sobre el Impacto de Políticas Públicas” desarrolladas por el “Plan Nacional Argentina Contra el Hambre”, el cual busca construir información estadística significativa sobre diferentes aspectos vinculados con el acceso y goce del derecho a la alimentación y la salud de las familias que viven en barrios populares. 

La construcción del IFAL se realiza a través de un proceso de relevamiento territorial en diferentes centros urbanos del país durante el período que va de septiembre de 2020 a febrero de 2021. 

Los aspectos más significativos que indaga el IFAL son:

  • Cuáles  son las posibilidades de compra de alimentos de las familias en los barrios populares
  • Cuáles  son los alimentos a los que se accede en los hogares, tipo, calidad y cantidad
  • Que mejoras tuvieron en la alimentación las familias que cobran la tarjeta ALIMENTAR
  • Qué  alimentos pueden comprar las familias que NO cobran la tarjeta ALIMENTAR
  • Cuál ha sido el impacto de la pandemia en sus ingresos y cómo repercutió en su alimentación
  • Evaluar la calidad de la asistencia alimentaria que reciben las familias
  • Relevar los servicios y equipamiento con los que cuentan las viviendas
  • Conocer sobre la situación laboral y el trabajo

El fin último no se agota en datos estadísticos, conocer fehacientemente la situación alimentaria tiene la intención de que se fortalezcan las políticas públicas activas que limiten los efectos negativos de la malnutrición en Niños Niñas y Adultos, como así también se pongan en movimiento acciones de acompañamiento y protección a las familias más afectadas por la inseguridad alimentaria. 

Desde el ISEPCI creemos que es prioritario generar producción teórica y científica en el campo de las Ciencias Sociales a través de instrumentos metodológicos, técnicos y procedimentales que fortalezcan propuestas y alternativas en políticas públicas en los distintos ámbitos de la sociedad; desarrollar proyectos de investigación sobre la sociedad conforme las disciplinas sociales, las necesidades del pueblo y las posibilidades que brinda el aporte de la ciencia y la tecnología. Promoviendo el trabajo transdisciplinario y la apertura de espacios de debate, la formación académica de investigadores y estudiantes pertenecientes a los distintos sectores de la sociedad.

La síntesis entre el conocimiento científico, los saberes populares y la realidad de nuestro territorio es el marco de trabajo en el que nos desenvolvemos, entendiendo la retroalimentación de estos tres campos como la posibilidad de construir saberes desde la realidad, para así poder transformarla.

Finalmente queremos resaltar la gran ventaja de construir indicadores desde la comunidad, fundamentalmente desde el aporte de las organizaciones sociales porque así se potencian y se abren espacios de discusión y formación dentro de los sectores populares acerca de derechos humanos básicos a la Salud y la alimentación, lo cual permite a la población apropiarse de saberes generalmente restringidos a la academia y de ser protagonistas en la construcción de propuestas que permitan transformar la realidad en la que habitan.