Qué pasa en Formosa?

SIN DERECHOS HUMANOS NO HAY SALUD

Por Marcela Molina*

El autoritarismo del gobierno de Gildo Insfrán en la provincia de Formosa ha llevado a la violación sistemática de los derechos humanos.

Unicef define a los derechos humanos como normas que reconocen y protegen la dignidad de todos los seres humanos, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición.

La política autoritaria que lleva adelante el gobierno provincial de Formosa desde hace  25 años[1], como lo han denunciado públicamente y en diversas oportunidades organizaciones de Derechos Humanos como el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Asamblea permanente por los Derechos Humanos (APDH), Madres de Plaza de Mayo (Línea fundadora) y el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, Amnistia Internacional, ha vulnerado y continúa vulnerando en la actualidad dichos derechos.

Gildo Isfrán, gobernador de la provincia de Formosa desde 1995.

Actualmente, en este contexto de crisis económica, social  agravada por la pandemia, existen en la provincia un 42,4% de pobres y un 8,8% de indigentes[2] que son discriminadas/os constantemente.

Las acciones discriminatorias del gobierno provincial se evidenciaron cuando el mismo decidió segregar a las personas (en su mayoría pobres y pertenecientes a pueblos originarios) en centros de aislamiento que no reciben los cuidados y atenciones necesarias para transitar la etapa de cuarentena. A todo ello se le debe sumar el atropello perpetrado por parte de la fuerza policial a las comunidades originarias, que contestaron con represión al legítimo reclamo comunitario de derechos básicos a la Salud y a una mejor atención médica. (Ver video)

Estos abusos y violaciones de derechos, especialmente hacia la comunidad originaria son sistemáticos. Sólo para graficar lo que aquí decimos basta recordar algunos acontecimientos: 

2010- REPRESIÓN POLICIAL – El pueblo Qom fue brutalmente reprimido a la vera de la ruta 86, mientras mantenían un corte en reclamo por la  restitución de 5 mil hectáreas usurpadas a la comunidad por emprendimientos sojeros y el propio gobierno provincial. Durante los violentos hechos murió Roberto López, víctima de la balacera policial.

2011-ACAMPE Y HUELGA DE HAMBRE – En la Av. 9 de Julio de la ciudad de Buenos Aires, el pueblo Qom (Comunidad La Primavera) mantuvo por semanas su reclamo al gobierno nacional y al formoseño por la restitución de sus tierras, de las que fueron desalojados luego de una violenta represión policial en la que murieron dos personas.

2015- INDIFERENCIA Y ACAMPE – Ante la ausencia de respuesta  por el reclamo del derecho a sus tierras y a mejores condiciones de vida en la provincia, miembros de la comunidad Qom realizaron un inédito acampe en la Avenida 9 de julio de la CABA. El mismo duró casi 10 meses y fueron nuevamente ignorados.

2018 –MÁS REPRESIÓN – El gobierno de Gildo Insfrán reprimió salvajemente a la comunidad Wichí del barrio 50 Viviendas de la localidad de Ingeniero Juárez. Cuando la comunidad se enteró de que sería desalojada, iniciaron una toma pacífica con la esperanza de entablar un diálogo con el gobierno provincial, pero la respuesta fue una vez más la represión. El saldo trágico de la misma fue un niño de 13 años baleado en la cabeza.

2020 CENTRO DE AISLAMIENTOS INSALUBRES E IRREGULARIDADES EN PANDEMIA– Ante las irrazonables medidas adoptadas por el gobierno provincial durante la pandemia,  cientos de personas  quedaron varadas sin poder ingresar a su provincia, y debieron permanecer en el límite fronterizo de la provincia por varias semanas en condiciones precarias sin comida, hospedaje, ni ayuda estatal. Otras fueron obligadas a hacer aislamiento en centros cuyas condiciones sanitarias insalubres derivaron en un sin fin de denuncias judicial; ya que  algunos lugares no contaban con las condiciones de salubridad mínima, se trataba de carpas, no tenían agua corriente y las personas compartían habitación con grupos numerosos, lo que provocaba el hacinamiento.

Centro de aislamiento cercano a la localidad de Bartolomé de las Casas, en donde 98 personas que regresaban de la cosecha en Salta debieron quedarse hacer la cuarentena obligatoria.

2021- LAS IRREGULARIDADES SE HICIERON PÚBLICAS Y HUBO REPRESIÓN- El pasado 19 de enero, tras el bloqueo de rutas que impuso el gobierno provincial, debido a que decidió regresar a la fase 1 en el marco de la pandemia de coronavirus, las comunidades de los pueblos originarios quedaron aisladas e impedidas de trasladarse a las localidades más cercanas  por servicios mínimos. Por ello, decidieron manifestarse, pero la policía provincial respondió con violentas detenciones.

Centro de aislamiento en la escuela N° 66 de Formosa.

Al tomar estado público estos últimos acontecimientos, hace unos días el Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla, viajó a la provincia. Llamativamente y a pesar de todas las denuncias que recibió la provincia por las medidas discriminatorias que llevo adelante durante la pandemia, el secretario de la nación justificó las medidas tomadas y sostuvo: No hay centros de aislamiento clandestinos en Formosa, es casi un chiste hablar de eso”, “…y no se violan sistemáticamente los derechos humanos. No hay delitos de lesa humanidad en Formosa”.[3]

El autoritarismo de quien conduce la provincia de Formosa y los atropellos infringidos especialmente a los más humildes que ven día a día sus derechos vulnerados, ha conseguido que la población exprese su malestar a través de los medios de comunicación, las redes sociales y mediante la realización de marchas en diferentes puntos de la provincia y del país[4]. Incluso los sacerdotes de Formosa repudiaron la violación a los derechos humanos por parte del gobierno provincial.

Lamentablemente existen personas, sindicatos y organizaciones sociales que aún se mantienen en silencio,  como si a la hora de defender los derechos humanos existiera una selección natural acerca de cuáles sí y cuáles no defender o sobre los que incluso es mejor no decir nada.

Desde el ISEPCI Formosa repudiamos estas actitudes feudales del gobierno de Gildo Insfrán, exigimos que se respeten los derechos que poseen  cada uno/a de los/las ciudadanos/as de la provincia, entendiendo que los Derechos Humanos  son la base de la convivencia pacífica,  para tejer relaciones sólidas y construir comunidad.

#IsfránSeñorFeudal  #DerechosHumanos #Pobreza #Formosa


*Marcela MOLINA, es Docente, Directora del ISEPCi en Formosa.

[1] Desde 1995 Gildo Isfrán es gobernador de la provincia de Formosa, anteriormente en 1987 fue viegobernador.

[2] Datos de septiembre del 2020 del Indec. https://www.indec.gob.ar/uploads/informesdeprensa/eph_pobreza_01_200703093514.pdf

[3] https://www.infobae.com/politica/2021/01/28/el-gobierno-defendio-a-gildo-insfran-no-hay-centros-de-aislamiento-clandestinos-en-formosa-es-casi-un-chiste-hablar-de-eso/

[4] https://www.lanacion.com.ar/politica/barrios-pie-formosa-las-practicas-gildo-insfran-nid2584594