EN EL CONURBANO BONAERENSE  -DONDE SE CONCENTRA EL 56% DE LA POBLACIÓN POR DEBAJO DE LA LÍNEA DE POBREZA DE TODO EL PAÍS- EN SETIEMBRE LOS PRECIOS DE LA CANASTA DE ALIMENTOS  SUBIERON 6,48%

Escriben: Isaac Rudnik y Juan Fresno


Según el relevamiento del Índice Barrial de Precios (IBP) en 450 negocios de 20 distritos del Conurbano Bonaerense, el valor de la Canasta Básica de Alimentos (CBA) subió en el último mes 6,48%. Una familia de dos adultos/as y dos hijos/as pequeños/as, en septiembre necesitó para cubrir sus gastos de alimentación $ 19.178,07 ($1.167 más que en agosto). El rubro de frutas y verduras encabezó los aumentos con 10,49%, seguido por la carnicería (5,99%) y almacén (5,43%).

En lo que va de este año la CBA se incrementó 31,89%, mientras que en los últimos doce meses -desde septiembre de 2019- el aumento fue del 45,37%. La misma familia necesitó durante el último mes para cubrir sus alimentos básicos $5.985,35 más que un año atrás, y $4.636,96 más que en diciembre pasado.

 

Según los datos del INDEC el conurbano bonaerense la pobreza creció en el primer semestre de este año, de 40,5% en el último semestre de 2019, a 47,5% al primero del presente 2020, mientras que la indigencia se incrementó de 11% a 13,6% en el mismo período, siendo el aglomerado urbano que concentra la mayor cantidad de indigentes del país: 56,30% del total, y de pobres: el 50,31%. Esto se explica porque el aumento constante de los precios por encima de los incrementos de las remuneraciones mínimas envía cada mes nuevos contingentes de personas bajo las líneas de indigencia y pobreza.

 

Desde septiembre de 2019 jubilación mínima aumentó un 40%, la Asignación Universal por Hijo subió 33,48%, y el salario mínimo se encuentra congelado desde diciembre del año anterior, mientras el aumento de la Canasta de Alimentos fue del 45,37%.

Las transferencias directas como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), los bonos que se otorgaron en los primeros meses de la pandemia, la entrega de alimentos en los barrios populares, y el importante refuerzo que significa la tarjeta alimentar, claramente no son suficientes para equilibrar el aumento de los precios de los alimentos y detener el avance de la indigencia.

Continuar -por lo menos hasta el fin de la pandemia- con el IFE con periodicidad mensual, multiplicar la entrega de alimentos, poner en marcha de inmediato los programas destinados a las y cooperativas y PyMES textiles,  de producción de alimentos y de reciclado, el congelamiento de precios de los productos que componen la Canasta Básica de Alimentos, son algunas de las medidas inmediatas para evitar que nuevos contingentes de argentinos y argentinos sean empujados bajo la línea de indigencia, al ritmo del aumento permanente de los precios de los alimentos.

Contacto: 1141882603