Tras once meses ininterrumpidos con aumentos, en mayo los precios de los alimentos nos dan una tregua

Los precios de mayo están mostrando una desaceleración, que hay que ver si se sostiene en los próximos meses, en los que seguramente no habrá aumentos importantes de costos ni incrementos en la demanda, ya que los ingresos de las familias se vienen deteriorando significativamente, pero puede hacerse sentir la presión alcista de las diversas variables del valor del dólar.

Escriben: Isaac Rudnik y Juan Fresno

De acuerdo con el relevamiento mensual de precios de los 57 productos de la Canasta Básica de Alimentos (CBA) en 420 comercios de cercanía en los barrios populares del conurbano bonaerense, en mayo el valor de estos alimentos tuvo una variación negativa de 0,45% respecto al mes anterior. En abril una familia de dos adultos/as y dos hijos/as pequeños/as, necesitaron $17.962,83 para cubrir sus necesidades de alimentos durante treinta días, y en el pasado mes de mayo $17.882,06.

En los primeros cinco meses de 2020 el valor de la CBA subió 23%, y un 60% respecto el mismo mes de 2019.

 

Durante los últimos treinta días el rubro de productos de almacén subió 0,27%, las frutas y verduras bajaron 0,56 %, el rubro carnes tuvo un descenso de 1,50%.

 

Los productos cuyos precios más variaron fueron: polenta(-6,67%) , harina de trigo(-4%), arroz(-1,57%), gaseosas (-9,09%), lentejas (-3,77%) en almacén; acelga (-10%), lechuga (-5%), mandarinas (-10,53%), y tomate(+10%), en frutas y verduras; hígado(-14,58%), carnaza(-3,23%) y espinazo(-13,33%) en carnes.

 

Durante las dos primeras semanas posteriores al inicio de la cuarentena se produjo un incremento de la demanda de alimentos -principalmente en las cadenas de supermercados- de la mano de la masificación de la Tarjeta Alimentar y de la decisión de las familias de todos los sectores sociales de acumular stoks de productos básicos. Esto contribuyó a que los precios de las Canastas Básicas (aun cuando no había incrementos de costos que lo justificaran) sufrieran un impulso alcista, que se manifestó con mucha fuerza en los primeros meses del presente año.

(ver: http://isepci.org.ar/2020/05/13/los-precios-de-los-alimentos-suben-en-todo-el-pais/ ).

Los precios de mayo están mostrando una fuerte desaceleración, que hay que ver si se sostiene en los próximos meses, en los que seguramente no habrá aumentos importantes de costos ni incrementos en la demanda, ya que los ingresos de las familias se vienen deteriorando significativamente, pero puede hacerse sentir la presión alcista de las diversas variables del valor del dólar.

Lo que seguramente no hay que esperar que esta tregua en los aumentos pueda ser aprovechada por las familias para recuperar consumos que fueron restringidos en los últimos meses, porque paralelamente los/as jefes y jedas de hogar vienen sufriendo despidos, suspensiones y rebajas salariales, de la mano de una fuerte recesión que se va extendiendo y profundizando día a día.

Contacto: 1141882603